Noticias
Padres de familia

LA FAMILIA COMO CONSTRUCTORA DE PERSONAS Colegio Guadalajara

6-septiembre-2016
Compartir:

LA FAMILIA COMO CONSTRUCTORA DE PERSONAS.


Por Antonio Arellano Ramos, encargado de Formación Social Cristiana del Colegio Guadalajara.


En un contexto como el que vivimos actualmente, donde se escucha y se lee constantemente sobre destrucción, es que enmarco esta reflexión sobre la capacidad constructora de la familia, entendida no como una visión ingenua, sino como una construcción real de la persona, el matrimonio y la familia.


La persona se construye todos los días. Estamos diseñados para resignificar cada experiencia que vivimos, es decir, para descubrir el sentido y significado que le damos a cada acontecimiento. Por tanto, si nos acontece alguna situación que nos destruye o nos delimita negativamente, podemos fortalecernos a partir de dicho suceso o experiencia. ¿Y cómo sucede esto? Por la capacidad que tenemos para reconstruirnos en cada caída, en cada dolor y en cada sufrimiento. Somos personas en constante formación, y aquí es donde el contexto familiar juega un papel fundamental, pues es ahí donde nos construimos en la vida cotidiana.


El matrimonio se construye todos los días. La relación de esposos tiene grandes posibilidades de crecer juntos, buscando el bien del otro en un contexto que presenta aspectos favorables y desfavorables para vivir el amor; un ambiente que promueve relaciones fugaces y superficiales convive también con ambientes que promueven relaciones duraderas y profundas; y es ahí en ese contexto donde los matrimonios crecen y se fortalecen.


La familia se construye todos los días. El mejor espacio para desarrollarnos como personas es la familia, la cual está conformada por personas imperfectas que buscan perfeccionarse; por eso es que las relaciones familiares del día a día presentan aspectos que favorecen o perjudican el desarrollo armónico de sus integrantes. Cuando la familia tiene claro un proyecto común, es más fácil reconstruirse y mantenerse unida.


Te invito para que voltees tu mirada e identifiques a todas aquellas personas, matrimonios y familias que se esfuerzan día a día por reconstruirse en medio de la destrucción.


Hay señales de esperanza y de vida en cada rostro que se levanta con dignidad para seguir caminando en las caídas.


Hay señales de esperanza y de vida en cada esfuerzo que hacemos por encontrarle sentido y significado a las experiencias que vivimos, sean placenteras o de sufrimiento.


Tener presente que estamos diseñados para reconstruirnos brinda una visión nueva ante la vida, con todo lo que nos regala en cada momento.


 

Requisitos de afiliación
Únete y sé parte del cambio a una mejor educación.
Para mayor información sobre requisitos y procedimiento de afiliación, favor de llenar el siguiente formulario: