Noticias
Docentes

El acompañamiento a los alumnos en los tiempos interesantes (Tutorías) - UNIVA

29-noviembre-2016
Compartir:

El acompañamiento a los alumnos en los  tiempos interesantes (Tutorías)


Prof. José Luis Hernández Becerra  


Tutor de Bachilleratos Bilingües


 


Los tiempos interesantes


 


En México a las personas que  odiamos o nos  ofenden las mandamos al diablo o usamos esa palabra de innumerables significados que define Octavio Paz en todos sus usos, pero que en definitiva tiene siempre una idea de agresión: “a la chingada”. En cambio en china, si realmente  se odia a alguien, lo maldicen diciendo: “¡Que vivas en tiempos interesantes!”.


 


Los, “tiempos interesantes” son, de hecho, “tiempos de inestabilidad, de convulsiones, de cambios radicales, de zozobra económica, política, social, familiar, escolar, religiosa… en la que se pierden las “tradicionales agarraderas”. Esos tiempos difíciles pero interesantes podemos desde la educación considerarlos como tiempos de oportunidades  y de cambio, porqué como dijo Mao Sendong: “ hay un gran desorden bajo el cielo, y la situación es excelente” .


 


Hace unos años Pedro Laín Entralgo publicó un interesante artículo donde recordaba que gran parte de las profesiones del futuro estarían directamente relacionadas con la salud. Apoyaba su argumentación en Goethe y Nietzsche cuando anunciaron que los trabajos y los días de siglos futuros estarían administrados por la actividad de cuidadores y despenseros, como si la última conclusión de la sabiduría estuviera en la sencilla idea de que cada hombre sería el enfermero de otro hombre.


 


El curar y el cuidar


 


Tradicionalmente, el cuidado estaba asociado al conjunto de actividades que completaban el trabajo que realizaban médicos o cirujanos. Mientras la Medicina y la Cirugía eran profesiones orientadas por el curar, la Enfermería se orientaba por el cuidar. Pero esta relación entre curar y cuidar está cambiando, porque el cuidado se ha convertido en una categoría clave para comprender, explicar e interpretar el cambio de época al que estamos asistiendo., el cuidado se ha convertido, también, en una categoría central para reconstruir todas las investigaciones, al tratarse de una dimensión esencial que había sido olvidada en el estudio de la mente humana, la sociedad, la historia, la cultura, la religión, la psicología, la pedagogía y la filosofía en general.


El acompañamiento como vocación, profesión y arte.


 


Junto a la profesión de los cuidadores está surgiendo con fuerza, una nueva profesión que puede ser la suma de las anteriores: la de los acompañantes. Esta nueva profesión tiene doble validez, porque se ajusta a las necesidades que surgen de los tiempos interesantes y respeta la autonomía del hombre moderno.


 


Para todos los Acompañantes, en cualquiera de sus versiones: directores, gurús, terapeutas, coaching, tutores, consultores,  asesores… es necesario plantear el “acompañamiento”  como vocación, profesión y arte, en donde es importante la preparación, la capacitación y el entrenamiento. Y como en todo arte, es importante la sensibilidad, la capacidad para lo sorprendente, el sentido de la admiración y, sobre todo, la disponibilidad para el misterio humano.


 


Conclusión: La necesidad de la tutoría como profesión.


 


En educación, el acompañamiento profesional del que hemos reflexionado antes, corresponde a los tutores, en ellos están recayendo  los asuntos que nacen de los tiempos interesantes y se ocupan de abatir los problemas que amenazan el desarrollo integral de los alumnos. Es tiempo de reflexionar en la tutoría, pero como profesión.


 

Requisitos de afiliación
Únete y sé parte del cambio a una mejor educación.
Para mayor información sobre requisitos y procedimiento de afiliación, favor de llenar el siguiente formulario: